desQbre – La Osteopatía

Como técnica holística, el osteópata considera a la persona como un todo en su vertiente física, química y emocional, examinando al paciente siempre en su conjunto, buscando la causa del trastorno o disfunción que padece y no sus síntomas

OsteopatiaLa osteopatía es una terapia exclusivamente manual y complementaria con la medicina convencional con el objetivo de ayudar al paciente, pero es considerada científicamente como una seudociencia por sus principios holísticos y por que sus efectos beneficiosos no difieren mucho de cualquier otro tipo de masaje terapéutico.

Mediante la osteopatía se busca equilibrar el organismo centrándose en su estructura, para mejorar de ese modo el funcionamiento del cuerpo. Se utilizan para ello técnicas suaves y adaptadas a cada paciente y a sus necesidades. El tratamiento consiste pues en un sistema de prácticas orientadas a aliviar el dolor, restaurar funciones y promover la salud y el bienestar.

Técnica holística

Como técnica holística, el osteópata considera a la persona como un todo en su vertiente física, química y emocional, examinando al paciente siempre en su conjunto, buscando la causa del trastorno o disfunción que padece y no sus síntomas. Mente, cuerpo y espíritu interactúan y se relacionan recíprocamente. De esta forma, los tejidos y fluidos corporales influencian y se ven influenciados por la fisiología interna. En la osteopatía se trabaja con huesos, ligamentos, músculos o tendones para llegar a esos tejidos menos accesibles, buscando que los fluidos tengan una óptima circulación.

Principios de la osteopatía

El cuerpo humano como un todo equilibrado Para la osteopatía, la salud depende de la buena relación entre las diferentes partes del cuerpo y sus sistemas. Trata el cuerpo humano como un conjunto, y cualquier alteración de las partes afecta al funcionamiento del resto del cuerpo. Así, todos los sistemas del cuerpo que trabajan conjuntamente pueden verse afectados por los trastornos habidos en un sistema específico.

En el cuerpo humano, la estructura domina la función Uno de los principios de la osteopatía se basa en que la estructura (anatomía) gobierna la función (fisiología). Es decir, la estructura representaría las diferentes partes del cuerpo como podían ser los huesos, órganos, músculos, fascias, etc., mientras que la función es la actividad que realiza cada una de esas partes: función cardíaca, respiratoria, digestiva…

Considerando esto, cualquier alteración que ocurra en la estructura, ya sea por lesión, tensión muscular o estados emocionales como el estrés, ansiedad o depresión, hace que la función no se realice correctamente. La osteopatía trata de erradicar esta disfunción haciendo que el órgano afectado vuelva a responder bien, y lo hace aplicando una manipulación sobre la estructura alterada.

Metodología

La osteopatía considera los problemas mecánicos del cuerpo en relación al bienestar del individuo, y trabaja sobre la movilidad de las diferentes estructuras anatómicas para restaurar la función óptima de éstas y del organismo en general. El diagnóstico se realiza partiendo del historial clínico del paciente, para seguir con la evaluación postural, la palpación y los test de movilidad. Tras el diagnóstico, se inicia el tratamiento mediante suaves manipulaciones. Se aplica una terapia manual que se encarga de dar movilidad allí donde no la hay mediante una manipulación concreta en la zona a tratar para que pueda volver a desarrollar su función con toda normalidad. Se valora qué tejidos pueden estar causando un problema, incluyendo músculos, tendones o ligamentos. Se revisa la implicación de vísceras, órganos, etc. Una vez identificada y tratada la lesión, el cuerpo vuelve a su equilibrio.

Tipos de Osteopatía

•

  • Osteopatía estructural o articular.

Se basa en un conjunto de técnicas manipulativas dedicadas al restablecimiento del aparato músculo-esquelético, ligamentos y fascias. Se centra en la columna vertebral y los traumatismos.Osteopatía Cráneo Sacral:

    Se trata de un técnica manual suave que trabaja sobre el sistema craneo-sacral y su influencia en el sistema nervioso central para tratar problemas sensoriales, motores o neurológicos.
  • Osteopatía visceral:

Trata las vísceras y órganos, y se manipula con el fin de conseguir un mejor riego sanguíneo, mejorando la función de estos. También se trabaja la mecánica respiratoria, a través de la caja torácica y las relaciones que tiene con la columna dorsal y cervical.

osteopatíaÁreas de actuación

La osteopatía interviene sobre el esqueleto, músculo, tejido conectivo vísceras, sistema neurológico, endocrino, inmunológico, etc. Por tanto, la osteopatía puede tratar dolores articulares, musculares, artrosis, problemas digestivos, ciática, hernia discal, lumbago, úlceras, dolores de cabeza, ansiedad, insomnio, migrañas, esguinces, luxaciones, desgarros musculares, dolores postquirúrgicos, gastritis, estreñimiento, incontinencia urinaria y ciáticas, entre otros problemas.

Historia de la osteopatía

La Osteopatía nació de la mano del doctor Andrew Taylor Still (1828-1917), un cirujano americano que se lanzó a la búsqueda de un método de curación, más allá de los estrictamente médicos, al morir su mujer y dos de sus hijos de meningitis.

En 1874, Taylor Still pensó que el buen funcionamiento de un órgano tenía que pasar por que dicho órgano tuviera unas relaciones mecánicas equilibradas con las estructuras que lo rodeaban, y estas también estuvieran en armonía entre ellas. Entonces formuló el axioma de “la estructura gobierna la función”.

Sus principios, llevados a la práctica, resultaron eficaces y la reputación del doctor creció rápidamente. En 1892 fundó la American School of Osteopathy y la osteopatía comenzó a ser reconocida en los Estados Unidos. En poco tiempo sus ideas se propagaron por toda Europa, especialmente en Inglaterra y Francia, de la mano de exdiscípulos de Taylor Still como Martin Littlejohn o Garner Sutherland.

Actualmente, la Osteopatía dispone de cientos de escuelas repartidas por todo el mundo, y su especialidad se cursa en diferentes universidades. Incluso en algunos países está incluida en el sistema de la Seguridad Social.

Reconocimiento oficial de la osteopatía

La práctica de la osteopatía está reconocida y regulada en varios países, como pueden ser Gran Bretaña o Francia, como prácticas no invasivas incluidas en la medicina convencional. Por ejemplo, en Francia, un osteópata sólo está autorizado a usar prácticas músculo-esqueléticas o miofaciales externas para corregir o prevenir trastornos funcionales del cuerpo humano. En Gran Bretaña, sin embargo, se reconoce la profesión plena del osteópata y tiene formación universitaria propia.

En los Estados Unidos, lugar de nacimiento de la osteopatía, es una rama dentro de los estudios de medicina, y tras los estudios se obtiene el título de Doctor en Medicina Osteopática.

 

La osteopatía en España

En España no está reconocida como práctica sanitaria ni forma parte de ningún modelo basado en el conocimiento científico. Es una seudociencia al mismo nivel que la homeopatía o la acupuntura, y su práctica en nuestro país, cuando no es administrada por un fisioterapeuta con la titulación habilitante, debe considerarse un fraude de acuerdo con el Consejo General de Colegios de Fisioterapeutas de España.

El colectivo de osteópatas, formados en esta disciplina a partir de la fisioterapia o la medicina, es cada vez más grande, pero sus intentos de regularización en nuestro país aún no han dado sus frutos. Sólo a partir de la aplicación del Proceso de Bolonia se aprobaron en España estudios de grado y máster en diferentes universidades.

 

Fuente: http://www.beautymarket.es

garantia de satisfacción desQbre Majadahonda

desQbre - Blanco