La historia del Aloe Vera

Así la conocemos, pero a lo largo de la historia se le han dado distintos nombres; en el antiguo Egipto la llamaban “Planta de la inmortalidad”, “Remedio armónico” se decía en China, y los indios semínolas de Florida se referían a ella como Fuente.

 

aloe-vera2El Áloe (Aloe Vera)es una planta de la que se tienen datos antiquísimos, ya en el año 1750 a.C., la Tabla Sumen hace referencia a ella y se reflejan sus usos terapéuticos en la medicina popular. También la Biblia menciona a menudo esta planta. Incluso el libro egipcio de medicina llamado Papiro Egipcina L’Erbs, fechado en 1550 a.C., donde se habla de los diversos usos y remedios que en aquella época le daban al Áloe, (es conocida la leyenda de Cleopatra que, con el fin de conservar su belleza, usaba un ungüento de Áloe con leche de burra). Se dice que Alejandro Magno conquistó la isla de Socorra, rica en áloes, para que sirvieran de cura a sus soldados heridos. Aunque son los chinos los primeros en usar esta planta como remedio medicinal.

El Áloe, Aloe Vera o sábila es un género de plantas suculentas de la familia Asphodelaceae con alrededor de 400 especies. Crecen en las zonas más desérticas de África, en especial en provincias de El Cabo (Sudáfrica) y en las montañas del África tropical.

Tiene una curiosa capacidad, la de conservar el agua de lluvia, y es esta capacidad la que le permite sobrevivir largos períodos de tiempo en condiciones de sequía.

A los tres años de vida, el gel contenido en las duras hojas verdes externas del Aloe Vera está al máximo de su contenido nutricional, con más de 250 propiedades. En su composición encontramos vitaminas B1, B2, B3, Y B6; vitaminas C y E; minerales como el calcio, el magnesio, el hierro y el potasio; aminoácidos como lisina, leucina, mationina, serina, valina; y enzimas.

De la dermis y la epidermis de las hojas se extrae la aloína, líquido viscoso verde-amarillento usado como purgativo. Una vez quitadas la dermis y la epidermis de las hojas se usan en medicina como remedio para múltiples enfermedades (inclusive las oncológicas). Puede llegar a curar o a coadyuvar en la curación de escaras y lesiones de la piel y las mucosas.

Es descongestionante, calmante y un excelente filtro solar contra la radiación ultravioleta. Se usa para problemas de la piel irritada y para calmar las quemaduras leves del sol.

Usos del Aloe Vera

En la actualidad sus usos son dispares, aunque los podríamos dividir en dos niveles:aloe

  • Nivel externo:     Es una de las plantas más usadas para el cuidado de la piel, ya que no sólo la hidrata y la suaviza, sino que es un gran regenerador celular, cicatrizante, tonificador y de alta penetración en la piel (traspasa la epidermis, la dermis y la hipodermis, expulsando las bacterias y los depósitos de grasa que taponan los poros). Además esta regeneración frena el proceso de envejecimiento de la piel, lo que ayuda a combatir las arrugas prematuras, manchas, etc.
    El Áloe es un excelente limpiador y antiséptico natural (contiene al menos seis agentes antisépticos: lupeol, ácido salicílico, nitrógeno de urea, ácido cinámico, fenol y azufre), que penetran fácilmente en la piel y en los tejidos (en algunas ocasiones cruzando siete capas distintas).
    Actúa como anestésico calmando todo tipo de dolores (especialmente los musculares y de las articulaciones).
    El aloe vera posee una gran actividad bactericida y fungicida, es antiinflamatorio y antiprurítico (calma el picor).
    El aloe vera dilata los capilares sanguíneos incrementando la circulación en la zona afectada, descompone y destruye los tejidos muertos (incluyendo el pus), favorece el crecimiento celular normal (acelerando la curación de llagas y heridas), hidrata los tejidos y es antipirético (elimina la sensación de calor en las llagas, úlceras e inflamaciones).
    Por su potencial regenerador se recomienda usar después del afeitado a modo de after shave, o después de la depilación. Además el aloe vera se puede usar debajo del maquillaje, aunque debe combinarse con alguna crema hidratante, mejor si ésta ya lleva Áloe entre sus ingredientes.
    El aloe vera también es excelente para fortalecer el cabello y contra la caspa, combatiendo las posibles dermatitis seborreicas que produce el estrés.
    Da muy buenos resultados en casos de psoriasis y erupciones eccematosas.

  • Nivel interno:  En Medicina, se utiliza el jugo de las hojas del aloe vera cuajado en una masa sólida de color muy oscuro y muy amargo, llamada acíbar.
    Los acíbares tienen virtudes purgantes cuando las dosis administradas son lo suficiente elevadas (por lo menos de 0,20 gr.), a dosis menores tienen facultades estomacales y aperitivas. El Áloe es un purgante vigoroso de rápida acción que incide sobre el intestino grueso.  Se utiliza como componente de numerosos purgantes en forma de gotas, píldoras, tabletas, grageas y supositorios. La tintura, el extracto y otros preparados tienen cierta importancia como productos estimulantes de la secreción biliar.
    Aunque el sabor de la pulpa no es desagradable, el aspecto mucilaginoso la hace muy poco apetitosa e incluso, para algunas personas, algo repugnante. Hay quienes prefieren molerla en una licuadora y tomarla mezclada con zumos de fruta o con miel, mientras que otros la toman en ensalada o directamente mordiendo la hoja recién pelada.
    En los casos de problemas bucales, llagas, heridas por extracciones, gingivitis o estomatitis, se molerá la pulpa, manteniendo el gel en la boca todo el tiempo que sea posible y procurando que permanezca en contacto con la zona afectada.
    El Áloe al ser ingerido actúa como depurador. Por eso, el zumo de Áloe ingerido en ayunas es bueno para el estómago. El Áloe tiene una acción similar a los esteroides pero sin los efectos nocivos de estos.

Aloe-Vera-la-planta-curativa-mas-antiguaNuevas aplicaciones del Aloe Vera

Recientemente se han descubierto nuevas aplicaciones del aloe vera en los tratamientos de cánceres, tumores o úlceras, y además los odontólogos lo utilizan para reducir la inflamación de las encías, los oftalmólogos para aliviar inflamaciones en los ojos, los dermatólogos lo usan para combatir el acné, etc.  Aunque realmente no estamos haciendo otra cosa que redescubrir lo que los árabes ya hacían siglos atrás: curar heridas, quemaduras o utilizarlo para la belleza de la piel.

Hoy en día, el uso de Aloe Vera es de sobra conocido por las industrias de cosméticos y dietética, por lo que es fácil encontrarlo en los establecimientos de belleza y en los herbolarios, y se convierte en una opción indispensable si queremos lucir nuestro mejor aspecto. Y en realidad, nada nos impide utilizar el Aloe Vera como complemento a nuestro tratamiento médico actual. Salvo en el caso poco probable de que seamos alérgicos a ella, esta maravillosa “planta milagro” tan sólo nos reportará beneficios

Fuente: elcuerpo.es