Mágico aceite de marula y su uso en cosmética

1 El aceite de marula proviene del fruto maduro del árbol de marula (Sclerocarya birrea), que es nativo de muchas partes del centro y el sur de África. Las mujeres de la cooperativa extraen los huesos de los frutos maduros de la marula a mano y luego los prensan en frío en la fábrica para obtener el aceite que contienen.

Tiene ocho veces más contenido en vitamina C que una naranja, es rico en ácidos grasos esenciales y posee un alto contenido en vitamina E natural. Repara la función barrera propia de la piel, convirtiendo en inofensivos los radicales libres, mantiene la piel sana y aporta hidratación intensa. Además, se absorbe de forma perfecta por la piel dotándola de un tacto suave y aterciopelado. Es un perfecto agente antiedad. Su alto porcentaje de nutrientes le devuelve la vitalidad a la piel, dejándola suave y luminosa.

El árbol tiene el tronco recto de un solo tallo con la corteza manchada de gris y la copa redondeada. Las hojas son compuestas y crecen agrupadas en el extremo de las ramas. Las flores masculinas y femeninas, fecundadas por insectos, crecen en árboles separados y florecen de septiembre a noviembre al sur del ecuador; las primeras producen el polen y las segundas el fruto esférico, verde en el árbol y amarillo cuando cae a tierra, entre febrero y junio, del tamaño y la forma de una nuez. Dentro tiene dos semillas o a veces tres, blancas y pequeñas, con un ligero olor a almendra o a trementina. Como miembro de las Anacardiáceas, pertenece a la misma familia que el mango, el pistacho y el anacardo.

¿Dónde crece?

El árbol de marula crece en África sobre terrenos arenosos, desde Etiopía y Senegal, en la zona meridional del Sahel, hasta los bosques de miombo (praderas arboladas) de las provincias sudafricanas de Limpopo, donde es especialmente abundante, y Kwazulu-Natal, donde limita con los montes Drakensberg.

marula-1-e1334694678315Historia

En la cueva de Pomongwe, en Zimbawe, se han encontrado los restos de varios millones de frutos de la subespecie caffera consumidos por seres humanos hace al menos diez mil años. Algunos autores consideran que los bantúes han llevado y distribuido la marula a lo largo de sus migraciones por toda África, ya que es uno de los componentes principales de su dieta.

Usos de la marula

Del árbol se pueden comer el fruto y la nuez, ricos en vitaminas y minerales, y se aprovechan también la corteza y las hojas. Cuando el fruto cae a tierra fermenta ligeramente y es muy apreciado, tanto que en algunos lugares se dice que vuelve locos a los elefantes, que lo adoran, aunque tendrían que comer grandes cantidades del mismo para emborracharse. También gusta a facóqueros, kobos (Kobus ellipsiprymnus), jirafas, cebras, kudus y monos. La semilla gusta a los pequeños roedores.

Las larvas de la conocida mariposa verde africana Argema mimosae se alimentan de las hojas de la marula. En el árbol viven también dos tipos de orugas que se recolectan y sirven de alimento a las poblaciones locales.

En algunas zonas de África, la corteza en polvo se usa para que las mujeres elijan el género de su futuro hijo. Si quieren un chico, deben alimentarse de la corteza pulverizada del árbol macho, y viceversa.

Por otro lado, la decocción de la corteza (o, según donde, machacada con agua fría) se usa contra la disentería, la diarrea, el reumatismo e incluso como profilaxis contra la malaria. Inhalando los vapores de la corteza en agua caliente se combaten las alergias, pues contiene antihistamínicos. La infusión de la parte interior de la corteza alivia las picaduras de escorpión y serpientes. No es raro encontrar marcas en los árboles de los pedazos de corteza arrancados para usos medicinales.

Con el fruto, comestible, se pueden fabricar mermelada y bebidas. El más conocido es el licor de Amarula, que se produce en Sudáfrica y se comercializa en todo el mundo. También se obtiene una cerveza llamada Mukumbi. La piel del fruto, hervida, da una bebida que se usa como sustituto del café. La nuez, blanca (una o dos por fruto y pequeñas), se usa en ensaladas. El aceite hecho con la semilla, rico en antioxidantes y ácido oléico, se usa en cosméticos. También se puede fabricar con ellas etanol para vehículos. Las hojas verdes alivian la acidez de estómago. Algunos pueblos plantan marulas en las cercanías para atraer a los insectos polinizadores. También la infusión del fruto se usa en algunos lugares para lavar a los animales domésticos infestados de garrapatas y como insecticida.

La madera se usa para hacer muebles, tableros y revestimientos de paredes y suelos, además de para hacer esculturas, tambores, yugos para animales o útiles de cocina como cucharas. Las capas interiores de la corteza, filamentosas, se usan para fabricar cuerdas, como se hace con el mopane, pero no hay que confundirse, pues la madera de la marula es blanda y la del mopane es muy dura. La corteza también se usa para fabricar tintes rojizos y amarronados, y la resina, mezclada con hollín, se usa para hacer tinta.

La subespecie caffra es un árbol de crecimiento muy rápido, de hasta un metro y medio por año, que se planta para evitar la erosión en zonas arenosas, pero no resiste las heladas.

 

desQbre Majadahonda

Fuente: beautymarket.es