10 alimentos antioxidantes que deberían estar en tu dieta – desQbre Majadahonda

Empieza el año y con él deseos de hábitos saludables. Seguro que habrás oído hablar de los alimentos antioxidantes, pero, ¿está demostrado que ayuden a combatir los efectos del envejecimiento en la piel o a prevenir enfermedades como el cáncer o el Alzheimer?  Cada vez más estudios científicos corroboran que sí y, además, sabemos cada vez con mayor exactitud qué alimentos tienen un mayor poder antioxidante, es decir, son más efectivos para frenar a los radicales libres que dañan nuestras células.

Sabemos que la mayoría de los antioxidantes se encuentra en alimentos vegetales, por lo que incluir frutas, legumbres, verduras o cereales integrales en nuestra dieta es realmente beneficioso. Además, un estudio de la Cornell University (Nueva York) ha demostrado que la granada y las bayas (moras azules, moras y frambuesas silvestres) están entre las frutas con mayor actividad celular antioxidante. Fresas y manzanas, cuyo consumo es mucho más habitual, también aparecen entre las frutas con mayor función antioxidante. Uvas negras, cerezas, pimientos, zanahorias y lechugas son otros alimentos que no deberíamos olvidar en nuestra dieta.

Está claro, pues, que nuestra dieta puede ayudar a proteger nuestra piel, pero, además, nos puede proteger de otros  problemas vinculados al envejecimiento. Consumir alimentos antioxidantes y típicos de la dieta mediterránea, como el aceite de oliva y las nueces, está relacionado con una mejor función cognitiva. Así lo demuestra un estudio publicado en el Journal of Alzheimer’s Disease y realizado en personas mayores con alto riesgo cardiovascular.

Antioxidantes contra radicales libres

Pero, ¿sabemos cómo actúan estos alimentos en nuestro organismo? Los antioxidantes son sustancias que protegen tus células de los efectos de los radicales libres, las moléculas causantes del envejecimiento y que intervienen en muchas cardiopatías, cánceres y otras enfermedades. Con los años, los radicales libres pueden alterar las células de tu cuerpo que se renuevan (como las de la piel) y reducir la funcionalidad de las que no se renuevan (neuronas, células de órganos, etc).  Una dieta rica en antioxidantes puede contribuir a frenar la acción de estos  radicales libres y, así, prevenir enfermedades y la degeneración celular propia del envejecimiento.

En conclusión, no olvidar alimentos como granadas, bayas, fresas, manzanas, uvas, pimientos, zanahorias, lechugas, aceite o nueces en nuestra lista de la compra nos ayudará  a proteger nuestra piel, nuestro cuerpo y nuestra mente ahora y en el futuro.

desQbre Majadahonda

Fuente: mesoestetic