Propiedades de la valeriana

Es ideal contra el insomnio, y su acción sedante motiva a muchas personas a disfrutar de esta infusión. Las propiedades de la valeriana podrían eliminar convulsiones y tratar enfermedades neurológicas como el Parkinson.

Todas las propiedades de la valeriana

La palabra ‘valeriana’, una planta originaria de Europa y de algunas zonas asiáticas, proviene de la palabra latín ‘valere’, que significa estar saludable y fuerte. Tranquiliza y tiene efectos anticonvulsivantes porque puede prevenir o eliminar las convulsiones y los ataques epilépticos.

En América del Norte también es habitual disfrutar de las propiedades de la valeriana. Una de ellas es el alivio del estrés o la depresión.

Esta hierba de raíces gruesas, tallo vacío y flores pequeñas y rosas, crece en los bosques húmedos cercanos a las corrientes de agua y puede alcanzar el metro de altura. Ayuda a combatir las úlceras y el acné y, cuando es administrado oralmente, puede mejorar el malestar estomacal, prevenir deficiencias cardíacas y eliminar el dolor de pecho.

Existen alrededor de 150 especies de valeriana, que mejoran el funcionamiento de los órganos digestivos, tranquilizan y eliminan dolores de cabeza y migrañas, el nerviosismo y el insomnio.

La valeriana es ideal para las personas que tienen trastorno de déficit de atención e hiperactividad (TDAH) o síndrome de fatiga crónica (SFC). Previene el dolor muscular y de las articulaciones característicos de la artritis.

Muchas mujeres toman infusiones de valeriana para prevenir los dolores de la menstruación. La valeriana alivia los síntomas de la menopausia y las alteraciones hepáticas. También puede eliminar la tristeza y estabilizar el ritmo cardíaco.

Para disfrutar de las propiedades de este tranquilizante, se obtiene el aceite esencial de la raíz de la planta.

Precauciones

Algunos de los efectos secundarios de la valeriana son el dolor de cabeza, el nerviosismo y la lentitud en los movimientos por la mañana. Se recomienda evitar el manejo de máquinas peligrosas después de haber tomado valeriana, disminuir la dosis durante 1 ó 2 semanas antes de dejar de tomarla y evitar su consumo durante el embarazo, la lactancia o durante las dos semanas previas a un procedimiento quirúrgico.

Su historia

No es una hierba medicinal nueva pues su consumo nos lleva hasta la época de la antigua Grecia, cuando Hipócrates describió sus beneficios y Galeno la recomendó para prevenir el insomnio. En la Suecia medieval, los novios la guardaban en su ropa de boda para prevenir la envidia de los elfos.

desQbre

Fuente: elcuerpo.es