Plataformas Vibratorias

Las plataformas vibratorias utilizan los principios del Entrenamiento por Aceleración para estimular la respuesta natural del cuerpo a la vibración. Estas vibraciones activan las contracciones musculares del cuerpo mejorando el rendimiento general en sesiones de sólo 10 minutos, 3 veces a la semana

Las vibraciones transmitidas aumentan la circulación, irrigando en mayor medida las células, favoreciendo la captación de oxígeno, aumentando la circulación periférica, ayudando al cuerpo a expulsar las toxinas (drenaje linfático). Gracias a este efecto linfodrenante,  se consigue disminuir la “piel naranja”, prevenir los cúmulos de grasa, tonificación muscular y un refuerzo del tejido conectivo que permite tener una piel más suave y lisa.